“OPEN TATURA”, intentado superar los techos productivos del albaricoquero